Ekaterimburgo. Ekaterimburgo es la 4ª ciudad de Rusia. Está situada ligeramente al este de los Urales, en el límite de Siberia y en la frontera entre Europa y Asia. La ciudad fue fundada en 1723, 20 años después de San Petersburgo por Basilio Tátishchev, bajo órdenes de Pedro I el Grande y su nombre alude a Santa Catalina, en honor a la esposa del zar, posteriormente la zarina Catalina I. la ciudad creció rápidamente como centro de la región minera del Ural y de su industria metalúrgica. Cuando se construyó la Gran Carretera de Siberia a partir de 1761, para transportar mercancías chinas a Europa a través de Rusia, Ekaterimburgo se convirtió en un importante centro de transito del mineral de Siberia hacia la Rusia europea. Fue entonces cuando la ciudad tomo su sobrenombre de “Ventana a Asia”. Tras la revolución rusa, el último zar y su familia fueron arrestados y trasladados a diferentes lugares, finalizando en la Mansión Ipatiev, en Ekaterimburgo. Cuando las tropas Blancas, leales al zar, se aproximaban a la ciudad y estaban a punto de liberar a los prisioneros, los bolcheviques asesinaron al zar y a su familia, siguiendo órdenes de Lenin. La escena del crimen fue demolida en 1977 por el entonces gobernador de la ciudad, Boris Yeltsin, posteriormente presidente de Rusia. Hoy en día Ekaterimburgo es el mayor centro industrial y cultural de los Urales, una ciudad prospera y dinámica.

Tour panorámico de Ekaterimburgo. Esta visita panorámica nos presentara el centro histórico, que posee varios edificios de arquitectura típica rusa del siglo XIX. Veremos el Monumento a los Fundadores de la Ciudad, Tátishchev y De Genin. Entre las diferentes catedrales e iglesias que podremos observar, destaca la Capilla de Santa Catalina, patrona de la ciudad. Veremos también la antigua Oficina de Minas, el primer edificio de piedra de Ekaterimburgo, hoy el Conservatorio Estatal; la más antigua Opera de Rusia, que funciona desde 1912; y muchas casas de mercaderes, palacios y mansiones del siglo XIX situadas junto al lago que bordea la ciudad. Descubriremos la Plaza 1905 y la Plaza de Octubre, donde se sitúan los edificios del Parlamento de la Ciudad y el Gobierno Regional.

Visita de la Catedral Nevsky. La catedral fue fundada en 1838 en el territorio del monasterio de Novo-Tijvinski. Este brillante edificio fue diseñado en estilo clásico tardío, era una de las catedrales más grandes y bellas de la Rusia pre-revolucionaria. El régimen soviético cerró la catedral en 1930. Durante la Segunda Guerra Mundial fue utilizada como almacén militar. En 1991 fue restituida a la iglesia ortodoxa rusa que realizo una completa restauración. Puede acoger hasta 6000 feligreses.

Visita de la Iglesia sobre la Sangre Derramada en Ekaterimburgo. La Iglesia sobre la Sangre Derramada fue construida entre 2000 y 2003 para conmemorar el asesinato en este mismo lugar de Nicolás II, el último zar, y su familia y más cercanos servidores. Tras su abdicación, el zar y su familia fueron hechos prisioneros. Después de estar cautivos en el palacio de Alejandro en Pushkin y posteriormente en la ciudad siberiana de Tobolsk, todo el grupo de prisioneros fue desplazado a la Mansión Ipatiev, en Ekaterimburgo, donde permanecieron varios meses bajo severa vigilancia. Durante la guerra civil rusa, y ante la cercanía de las tropas leales al zar, Lenin ordeno el asesinato de este así como de su familia, medico, doncella, camarero y mayordomo. Once personas en total fueron así asesinadas a medianoche. Las tropas leales liberaron la ciudad tan solo una semana después, pero ya era demasiado tarde. La casa fue demolida en 1977 por el entonces gobernador de la ciudad, Boris Yeltsin, futuro presidente de Rusia. Tras la caída del régimen comunista, se edificó esta iglesia ortodoxa en el lugar del crimen.

Visita de Ganina Yama. Situado a 15 km al norte de Ekaterimburgo, este lugar es un memorial del asesinato de los Romanov por los bolcheviques. Tras la matanza de la familia imperial en la Mansión Ipatiev, los cuerpos fueron rociados con ácido para desfigurarlos, y después transportados a Ganina Yama donde fueron quemados y enterrados. Cuando las tropas Blancas, leales al zar, liberaron la ciudad solamente una semana más tarde, descubrieron rápidamente el lugar del enterramiento, pero los cuerpos ya no estaban allí: los bolcheviques los habían trasladado secretamente a una segunda fosa, muy cercana a Ganina Yama, a menos de 1 km. Este lugar fue mantenido en total secreto por las autoridades comunistas. Investigadores clandestinos descubrieron el lugar en los años ’70, pero no lo revelaron hasta 1989, cuando la caída del régimen comunista era inminente. Las pruebas de ADN concluyeron que los restos hallados eran los de Nicolás II y su familia. Fueron trasladados a la catedral de Pedro y Pablo en San Petersburgo donde reposan junto con los del resto de la dinastía Romanov. En Ganina Yama se han erigido 7 capillas, una por cada miembro de la familia imperial.

Visita del Monumento en la frontera entre Europa-Asia. Es en Ekaterimburgo donde cruzaremos la frontera entre Europa y Asia, situada ligeramente al oeste de la ciudad, donde se encuentra un monumento conmemorativo. Tendremos la ocasión de celebrar allí el paso de continente con una copa de vino espumoso ruso.