Vladimir. Cuna de Rusia y origen de su historia junto a la vecina Suzdal, Vladimir posee un rico patrimonio cultural. El lugar estaba habitado desde el paleolítico, ya que el asentamiento de Sunguir existía desde hace más de 25.000 años. La ciudad actual de Vladimir fue fundada en 1108 por el príncipe de Kiev Vladimir Monómaco, aunque estudios recientes fechas su fundación en 990 por Vladimir el Grande, considerado el padre de la Ortodoxia rusa. Su importancia tuvo el cenit bajo el príncipe Andréi Bogoliubsky, quien hizo de Vladimir la capital del principado de Vladimir-Suzdal y en consecuencia la ciudad más importante de Rusia, desde 1157 hasta la invasión de los mongoles en 1238. A partir de entonces, la ciudad inició un progresivo declive en favor de Moscú. Aun fue sede de la iglesia ortodoxa rusa hasta 1325 y el Gran Príncipe de Rusia era coronado en Vladimir hasta 1432. La decadencia posterior de la ciudad ayudo a preservar sus monumentos medievales. Vladimir es una de las ciudades del Anillo de Oro y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Visita panorámica de Vladimir. La mayoría de sus principales monumentos fueron construidos durante su época de esplendor por arquitectos tanto rusos como extranjeros. Haremos un recorrido por el centro para descubrir los lugares de mayor interés, como la Puerta Dorada. Fue erigida en 1158 como la entrada principal de la ciudad, formando parte de sus murallas del siglo XII. Esta coronada por una pequeña iglesia dedicada a la deposición del Manto de la Virgen. Antiguamente estaba recubierta de placas de oro.

Visita de la Catedral de la Asunción (Dormición), construida por el príncipe Andréi Bogoliubsky –que se encuentra inhumado en ella- en el antiguo kremlin de Vladimir. Fue diseñada como centro de la iglesia de Rusia. Sus pinturas se encuentran entre las más bellas del arte ruso. Después de que los frescos originales que decoraban sus muros fuesen destruidos por los mongoles en 1238, en 1408 otros nuevos fueron encargados al gran maestro Andréi Rubliov. En 1774 se añadió un bello iconostasio barroco. La iglesia está considerada una de las más importantes de Rusia y ha inspirado a muchas otras iglesias y catedrales a lo largo y ancho del país, comenzando por su catedral homónima en el Kremlin de Moscú.

Visita de la catedral de San Dimitri. Edificada en 1194 como una iglesia real para el principie Vsevolod III, su tesoro es el conjunto de bajo relieves en piedra que recubren su fachada, dedicados al Rey David, Alejandro Magno y Sansón, así como los frescos del siglo XII que se encuentran en su interior, dedicados al Juicio Final.