Visita de la Catedral de San Isaac. Autentico símbolo de San Petersburgo, fue diseñada y construida principalmente por dos arquitectos: el español Agustín de Betancourt y el francés Auguste de Montferrand. La Catedral de San Isaac es una de las mayores de Europa por su tamaño, y también por la riqueza y majestuosidad de los materiales empleados en su construcción y decoración, incluyendo grandes cantidades de oro, malaquita y lapislázuli, 14 mármoles diferentes y más de 40 minerales y piedras semipreciosas, granito de Finlandia, 600 metros cuadrados de mosaicos, numerosas pinturas y esculturas… La cúpula está recubierta de 100 kg de oro. Más de medio millón de trabajadores participaron en su construcción, particularmente difícil a causa del terreno pantanoso, las grandes dimensiones de la obra y el gran peso de los materiales empleados: 300.000 toneladas! Hoy día la Catedral funciona como museo y solamente está dedicada al culto diario una capilla, si bien hay servicios religiosos en las más importantes festividades.

Visita de la cúpula de San Isaac. Desde la galería abierta situada alrededor de la gigantesca cúpula, se divisa una magnifica panorámica de la ciudad, su principales monumentos y el majestuoso Neva. Se pueden también apreciar en todo su esplendor los imponentes grupos escultóricos que decoran las balaustradas.