Sérguiev Posad. Situado a unos 70 Km. al nordeste de la capital rusa, Sérguiev Posad es una de las ciudades que componen el llamado “Anillo de Oro”. Aquí rezo y murió San Sergio de Radonezh, santo patrón de Rusia, un eremita del siglo XIV que obtuvo una inmensa popularidad y que fundo aquí un primer monasterio de madera en 1340, destruido poco después de su muerte por los tártaros. Pero en el siglo XV se construyó sobre su tumba, que había quedado intacta, el nuevo monasterio de la Trinidad de San Sergio, que se convirtió en el más importante centro espiritual de la ortodoxia rusa. Alrededor del monasterio, y debido a su enorme riqueza, surgió una población de mercaderes (posad), origen de la actual ciudad de Sérguiev Posad

Visita del Monasterio (Laura) de la Trinidad de San Sergio. Su construcción fue iniciada por San Sergio de Radonezh, que estableció aquí en 1340 un primer monasterio de madera. Poco después de su muerte, los tártaros lo destruyeron en 1408. En 1422 se inició la construcción de un nuevo monasterio en piedra sobre la tumba de San Sergio, que había sobrevivido milagrosamente intacta a la destrucción y que se conserva hasta nuestros días. Iván III y especialmente Iván IV el Terrible contribuyeron en gran medida al embellecimiento y a la expansión del monasterio: sus frescos fueron pintados por maestros de Yaroslavl, su iconostasio por Andréi Rublev. Se erigió un muro defensivo de ladrillos y numerosos edificios. Con el paso del tiempo, el monasterio alcanzo el título de Laura, reservado a los más importantes monasterios ortodoxos, y se convirtió en uno de los más espectaculares e importantes centros espirituales del país. En él podemos apreciar elementos característicos de la arquitectura militar de los siglos XV al XVIII, periodo en el que tuvo su máximo desarrollo. Activo aun hoy día como monasterio fortificado de la Trinidad San Sergio, es un importantísimo lugar de peregrinación además de Seminario e Instituto Teológico. Hasta 1988 fue sede y residencia del gran patriarca de Todas las Rusias, por lo que se le conoce como el “Vaticano Ruso”. Entre sus numerosas iglesias y catedrales destacan la catedral de la Trinidad con la tumba de San Sergio y una copia del famosísimo icono “la Trinidad”, de Andréi Rubliov, cuyo original se encuentra en la Galería Tretiakov de Moscú. Su cúpula principal fue pintada en dorado por orden de Iván IV el Terrible, para celebrar su victoria en Kazán. La Catedral de la Asunción tomo como modelo a su homónima en el Kremlin de Moscú. Contiene la tumba de Boris Godunov y su familia. Presentan también gran interés la iglesia de la Virgen de Smolensko y la iglesia del Espíritu Santo; el campanario de 88 m de altura, el refectorio-iglesia de San Sergio, el mayor de Rusia. Bajo la protección de sus murallas fortificadas se encuentran también edificios civiles, como el Palacio del Metropolita y el Palacio de los Zares, con su fachada decorada en ajedrezado. Durante la revolución, el monasterio fue clausurado y sus monjes enviados al Gulag. No volvió a abrir hasta 1946. Hoy en día es uno de los centros espirituales más importantes de la religión ortodoxa. El monasterio (Laura) de la Trinidad de San Sergio ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Traslado a Suzdal a través de pequeñas y pintorescas carreteras que cruzan paisajes de gran belleza y ciudades históricas del Anillo de Oro, como Alexandrov y su Kremlin construido por Iván el Terrible, o Yúriyev Polsky, fundada en el siglo XII por Yuri Dolgoruki.