Excursión a Peterhof y visita del Gran Palacio y su parque. Peterhof, también llamado Petrodvorets o “Versalles Ruso” era la principal residencia de verano de los zares. Situado en la costa sur del Golfo de Finlandia, junto al mar y a unos 30 km de la ciudad de San Petersburgo, es sin duda uno de los principales puntos de interés de la antigua capital imperial. La construcción del Gran Palacio comenzó bajo el reinado de Pedro I el Grande, como su residencia de verano, y fue encargada al arquitecto francés Leblond. El palacio fue finalmente concluido por el genio del Rococó, Bartolomé Rastrelli. Son dignas de admiración la monumental Escalera Ceremonial y el espectacular Salón de Baile, así como los aposentos privados de Pedro I, donde destacan el Estudio de Roble y el Salón del Trono. Pero, más allá de los magníficos interiores del Gran Palacio, el interés de la visita está también en su Parque, donde podremos admirar varios palacios menores, monumentos y pabellones diseminados en los bellísimos jardines. Estos presentan un atractivo especial con sus 150 fuentes y tres cascadas, además de los vistosos “juegos de agua”, todo ello ornado de estatuas doradas de incomparable belleza.