Visita de la Iglesia de Nuestra Señora de Vladimir. Construida en 1747 por el arquitecto Pietro Antonio Trezzini, presenta una sorprendente mezcla de estilos barroco y neoclásico. Situada en un populoso barrio en el centro de la ciudad, es una de las iglesias más visitadas por sus habitantes. El edificio principal esta coronado por 5 bellas cúpulas en forma de bulbo, y posee una bellísima torre-campanario. Durante los años soviéticos se situó aquí la “biblioteca antirreligiosa”, hasta 1989, cuando la iglesia fue abierta de nuevo al culto. Uno de sus parroquianos más celebres fue Dostoievski, que acudía frecuentemente a rezar.