Crucero nocturno por los Canales. San Petersburgo es también llamada la “Venecia del Norte”: construida en una zona pantanosa en el Delta del Neva, sus arquitectos tuvieron que diseñar un vasto y complejo sistema de canales de drenaje para poder así dominar los elementos: se construyeron más de 100 canales, con unos 300 km de longitud! Son hoy el signo distintivo de la ciudad. Visitar San Petersburgo a través de ellos es la mejor opción para impregnarse del característico espíritu de la antigua capital imperial, así como el mejor modo de admirar sus fachadas, muelles de granito rosado y algunos de los más de 350 puentes, cada uno con su propio nombre e historia. Los más bellos tienen balaustradas de hierro forjado y decoraciones escultóricas. La magnífica iluminación de las fachadas realza la belleza de los principales edificios y monumentos, plazas y palacios y transforma la ciudad. En verano, durante el periodo mágico de las “Noches Blancas” una luz crepuscular sorprende al visitante, que podrá admirar el espectáculo del izado nocturno de los puentes para permitir el paso de grandes barcos en el Neva a través de la ciudad. La imagen de los majestuosos puentes alzados es un símbolo inconfundible de San Petersburgo.