Visita nocturna de Moscú. La capital cambia de aspecto con la llegada de la noche, y ofrece al visitante una perspectiva totalmente diferente: la bellísima y creativa iluminación realza la monumentalidad de las austeras fachadas de inspiración estalinista, las bellas iglesias ortodoxas brillan con todo su esplendor, las orillas del Moscova ofrecen un insólito aspecto, el de una ciudad a descubrir más allá de la puesta del sol.