MOSCU 5D / 4N

  • Día 1 – Miércoles: Moscú-llegada

    • Llegada a Moscú y traslado al hotel
    • Cena
  • Día 2 – Jueves: Moscú

    • Desayuno en el tren
    • Llegada a Moscú
    • Visita Panorámica de Moscú
    • Visita del Convento de Novodévitchi
    • Almuerzo
    • Visita de la Galería Trétyakov
    • Traslado al hotel y alojamiento
    • Cena
  • Día 3 – Viernes: Moscú

    • Desayuno en el hotel
    • Visita del Kremlin con sus Catedrales
    • Visita del Metro de Moscú
    • Almuerzo
    • Tiempo libre
    • Cena
  • Día 4 – Sábado: Serguiev Posad - Izmailovo

    • Desayuno en el hotel
    • Excursión a Serguiev Posad y visita del Monasterio
    • Almuerzo
    • Visita de Izmailovo
    • Pequeña degustación de vodka
    • Cena
  • Día 5 – Domingo: Moscú - Salida

    • Desayuno en el hotel
    • Traslado de salida al aeropuerto.

PROGRAMA

Día 1 – Miércoles: Moscú-llegada

Llegada a Moscú.

Traslado al hotel y alojamiento. Cena.

Día 2 – Jueves: Moscú

Desayuno en el tren. Llegada a Moscú.

Visita Panorámica de Moscú. Visita totalmente guiada en español, toma de contacto ideal con la ciudad, su centro histórico y sus principales monumentos. A través de amplias avenidas como la célebre Tverskaya, llegaremos a la Plaza Roja, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, llamada así por el color de los ladrillos de los edificios que la rodean: el Museo de Historia, las murallas del Kremlin y la catedral de San Basilio, con sus famosísimas cúpulas multicolores en forma del bulbo, construida por orden del zar Iván el Terrible. En ella se sitúa el Mausoleo de Lenin y sobre sus adoquines desfila el ejército Rojo en las numerosas conmemoraciones que tienen lugar a lo largo del año. Muy cerca se encuentran el célebre teatro Bolshoi, la Catedral de San Salvador, el imponente edificio de la Lubianka, sede del antiguo KGB, y las pequeñas iglesias del viejo barrio “Kitai Gorod”. Recorreremos las avenidas que bordean el río Moskova, con vistas del Parlamento, la Duma o “Casa Blanca”; el estadio olímpico, la “colina de los gorriones”, coronada por el célebre rascacielos de inspiración estalinista en el que se encuentra la Universidad Lomonossov. Contemplaremos los exteriores del célebre convento de Novodévitchi y su lago, que inspiraron a Tchaikovski en el “Lago de los Cisnes” y pararemos en el Parque de la Victoria, construido tras la II Guerra Mundial. Continuaremos hacia la calle Arbat, lugar de encuentro preferido de los moscovitas, animada vía en el corazón del casco antiguo.

Visita del Convento de Novodévitchi. El Convento de Novodévitchi (Nuevas Doncellas), declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es uno de los más bellos de Rusia. Se encuentra situado junto a uno de los meandros del río Moskova. Fue fundado Por Basilio III en 1524 para conmemorar la victoria rusa sobre los ejércitos polaco y lituano y la reconquista de la ciudad de Smolensko. Durante los siglos XVI y XVII las grandes familias de boyardos rusos e incluso la propia familia imperial enviaban a Novodévitchi a algunas de sus hijas. Esta situado al borde de un pequeño lago que inspiró a Tchaikovski en su composición del “Lago de los Cisnes”. En el cementerio anexo se encuentran enterradas numerosas personalidades rusas del arte, la ciencia o incluso la política.

Almuerzo

Visita de la Galería Trétyakov. Esta incomparable pinacoteca, fue llamada así en honor a su fundador, el célebre negociante Pavel Trétyakov (1832-1898), gran mecenas ruso del siglo XIX, cuyo sueño fue siempre la creación de un museo accesible a cualquier visitante, con una gran colección de objetos que permitieran comprender y admirar la historia del Arte ruso, sacro y laico. El proyecto se hizo realidad en 1881, con la inauguración de la Galería. Trétyakov donó más de 2000 obras de su colección privada a la ciudad de Moscú, constituyendo el embrión de lo que hoy es este impresionante museo. Alberga más de 130.000 obras creadas por artistas rusos. Además de su magnífica colección de iconos, podremos admirar un excepcional panorama histórico de pintura rusa, desde el siglo XI hasta nuestros días. Destacan “la Virgen de Vladimir” de estilo bizantino y que la tradición atribuye a San Lucas, y la obra maestra del gran Andrei Rublev, “la Trinidad”.

Llegada al hotel y alojamiento. Cena.

Día 3 – Viernes: Moscú

Desayuno en el hotel.

Visita del Kremlin con sus Catedrales. La palabra “Kreml” significa fortaleza en ruso. En la antigua Rusia, en cada ciudad de importancia se erigía un recinto amurallado dentro del cual se situaban el centro de poder militar, civil y religioso, como las principales iglesias y catedrales. El de Moscú, cuna de la ciudad, es el más importante del país, y ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Construido en el siglo XII, su forma actual se concluyó en el siglo XV, y es un magnífico reflejo de las diferentes etapas del arte ruso, concentración monumental única de arquitectura, pintura y artes decorativas y aplicadas. Los mejores artesanos y artistas trabajaron en sus iglesias, catedrales y palacios, legándonos obras de incalculable valor. En el inolvidable marco de sus calles y plazas se concentraba el símbolo del poder y la gloria de Rusia. Aun en la actualidad alberga todos los órganos principales del gobierno político y religioso: el Palacio Presidencial, diferentes edificios administrativos y militares, como el Senado y el Arsenal, así como numerosas iglesias y catedrales. Sus murallas, dominando el río Moskova y la Plaza Roja, están compuestas de ladrillos de más de 8kg de peso, miden entre 5 y 19 metros de altura y tienen una longitud total de 2.235 metros. Visitaremos el interior del recinto para admirar la “Campana Zarina”, la mayor del mundo, fundida en 1733, y el “Cañón Zar”, uno de los mayores jamás construidos, fundido en 1586 por Andrei Chojov. Su finalidad era la de defender la entrada por la Puerta de San Salvador, pero hasta ahora nunca se ha utilizado. Finalizaremos visitando la célebre “Plaza de las Catedrales”, enmarcada por las de San Miguel, la Dormición y la Anunciación.

Visita del Metro de Moscú. Inaugurado el 15 de mayo de 1935 por el poder soviético como símbolo del avance tecnológico e industrial del sistema político, el Metro de Moscú era el “Palacio del Pueblo”. En su decoración participaron los más importantes artistas de la época y se utilizaron materiales procedentes de todos los rincones del país, queriendo simbolizar la unidad de los pueblos soviéticos. Aun hoy día es el principal medio de transporte de la ciudad y uno de los principales del mundo, con 200 km de líneas y 145 estaciones. Visitaremos las más importantes, construidas con lujosos materiales, como más de 20 variedades de mármol, granito, ónice y decoradas con pinturas, mayólica, vidrieras, murales, mosaicos e incluso grupos escultóricos.

Almuerzo. Tiempo libre.

Cena.

Día 4 – Sábado: Serguiev Posad – Izmailovo

Desayuno en el hotel.

Excursión a Serguiev Posad y visita del Monasterio. Situado a unos 70 Km. al nordeste de la capital rusa, en la ruta Imperial del Anillo de Oro, Serguiev Posad (antes llamado Zagorsk) es uno de los centros más importantes de la religión ortodoxa. Su construcción fue iniciada por San Sergio, quien estableció en el lugar un monasterio-fortaleza en 1340. Con el paso del tiempo, el monasterio se convirtió en uno de los más espectaculares e importantes centros espirituales del país. En él podemos apreciar elementos característicos de la arquitectura militar de los siglos XV al XVIII, periodo en el que tuvo su máximo desarrollo. Activo aun hoy día como monasterio fortificado de la Trinidad San Sergio, es además Seminario, Instituto Teológico, lugar de peregrinación y sede y residencia del Gran Patriarca de todas las Rusias, por lo que se le conoce como el “Vaticano Ruso”. Entre sus numerosas iglesias y catedrales destacan la cúpula azul de la Catedral de la Asunción, o la más importante de ellas, la catedral de la Dormición, que contiene la tumba de Boris Godunov y su familia, y una copia del famosísimo icono “la Trinidad”, de Andrei Rublev, cuyo original se encuentra en la Galería Trétyakov de Moscú. Serguiev Posad ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Almuerzo. Salida hacia Izmailovo.

Visita de Izmailovo. Situado a poca distancia de Moscú, Izmailovo es célebre por su inmenso mercado, donde todo se puede encontrar, desde modestos recuerdos y artículos que no valen más que un puñado de kopeks, a las refinadas producciones de los mejores artesanos. Además de las tradicionales muñecas rusas, se puede encontrar sobre todo joyas y artículos de bisutería, “souvenirs” de la época soviética y también artesanía procedente de todos los rincones del país. La inmensa cantidad de artículos y lo variado de sus orígenes son la prueba palpable de que nos encontramos en el cruce de Europa y Asia. Varios talleres permiten descubrir los oficios tradicionales como la orfebrería, la alfarería o el trabajo de los tejedores. Se puede igualmente admirar diferentes edificios que representan la arquitectura tradicional rusa, tanto en piedra como en madera.

Pequeña degustación de vodka. Si preguntas en cualquier lugar del mundo “con que elemento asocia la imagen de Rusia”, te responderán “con Vodka!”. Y ciertamente, es uno de los elementos más celebres y arraigados de la cultura popular rusa. El vodka es una parte indisociable de la vida y la sociedad rusas. Con él se conmemoran los eventos más importantes, desde un bautizo boda o funeral, hasta la firma de un buen contrato o la partida de un largo viaje. En ciertos periodos de la historia rusa, la botella de vodka llego a ser una moneda paralela con la que se pagaban todo tipo de pequeños servicios, siendo este pago preferido a la tradicional moneda. Cena.

Día 5 – Domingo: Moscú – Salida

Desayuno en el hotel (en función de la hora de salida del vuelo de regreso)

Traslado de salida al aeropuerto (o extensión “Anillo de Oro” para un programa de 11 días/10 noches)

HOTELES

3*Sup. centre

  • Ibis
  • Melodia
  • Katerina City
  • or similar

4*Sup. centre

  • Novotel Moscou Centre
  • Holiday Inn Lesnaya
  • Holiday Inn Suschevsky
  • or similar