Visita del Museo Etnográfico. El Museo Etnográfico Ruso fue fundado en 1901 como anexo del vecino Museo Ruso y recibió su nombre actual tras la II Guerra Mundial. Las ricas colecciones del museo se reparten en 24 salas que albergan 500.000 objetos, ilustrando la vida de los más de 150 pueblos que vivían en el antiguo Imperio Ruso: naciones Bálticas, pueblos del Cáucaso, de Siberia, de Asia Central, de Extremo Oriente, de las tundras Árticas… Podremos admirar su artesanía, cerámica, joyas, tejidos, obras en metal o madera, utensilios, trajes típicos e incluso viviendas a tamaño real. Son también numerosas las fotografías de época, que permiten al visitante comprender como era la vida de aquellos pueblos, algunos de los cuales ya han desaparecido, y otros viven aún en las remotas extensiones de Rusia. Destacan las colecciones de joyas, piedras preciosas y objetos de culto.