Visita del Museo-Apartamento de Dostoievski. Este genio de la literatura rusa vivió una vida agitada: opositor al absolutismo zarista, como la mayoría de los intelectuales de la época, fue condenado a muerte e indultado en el último momento, ante el mismo pelotón de ejecución. Su pena fue conmutada por un exilio de 4 años en un campo de castigo en Omsk, Siberia, seguido por un servicio militar de 5 años en las estepas de Kazajstán, tras lo cual se instaló en San Petersburgo. Allí escribió la mayor parte de sus obras, como Crimen y Castigo o Los Hermanos Karamázov. Describió de forma magistral los barrios donde vivió, muy populares y casi marginales, como un universo cerrado de canales y adoquines, fachadas deslavadas y decadentes, poblado por hombres y mujeres complejos y torturados. Su museo, instalado en uno de los apartamentos habitados por él, permite conocer mejor su obra y personajes, así como descubrir la vida en una típica casa de la ciudad en el siglo XIX.