CRUCEROS FLUVIALES MOSCÚ SAN PETERSBURGO 12D / 11N EN BARCO «3 ANCLAS» 

  • DÍA 1 / MOSCÚ (LLEGADA)

    • Llegada a Moscú 
    • Traslado al barco 
    • Ceremonia de Bienvenida «del Pan y la Sal» 
    • Alojamiento 
    • Cena y noche a bordo (en caso de llegada tardía se sirve la cena tipo picnic) 
  • DÍA 2 / MOSCÚ

    • Desayuno a bordo 
    • Visita panorámica completa de Moscú 
    • Almuerzo en la ciudad 
    • Visita del Kremlin con su Catedral 

    En opción (por la tarde) 

    Visita de la Armería del Kremlin  

    Visita del circo de Moscú  

    • Cena y noche a bordo 

    En opción (por la noche): 

    Visita del Metro de Moscú y visita nocturna de Moscú 

  • DÍA 3 / MOSCÚ

    • Desayuno a bordo 
    • Mañana libre 

    En opción (por la mañana):  

    Visita de la Galería Tretiakov  

    Excursión a Serguiev Posad, el “Vaticano Ruso”, y visita del Monasterio 

    • Almuerzo a bordo  
    • Cóctel del capitán 
    • Cena y noche a bordo 
  • DÍA 4 / ÚGLICH

    • Desayuno a bordo 
    • Almuerzo a bordo 
    • Visita del Kremlin de Úglich 
    • Visita de la iglesia de San Dimitri sobre la Sangre Derramada 
    • Visita de la Catedral de la Transfiguración 
    • Cena y noche a bordo 
  • DÍA 5 / YAROSLAVL

    • Desayuno a bordo 
    • Almuerzo a bordo 
    • Tour panorámico de Yaroslavl 
    • Visita del Mercado local 
    • Visita exterior de la iglesia del Profeta Elías 
    • Visita de la Iglesia de San Nicolás “el Hacedor de Milagros” 
    • Visita interactiva de la antigua casa del Gobernador 
    • Cena y noche a bordo  
  • DÍA 6 / GORITSY

    • Desayuno a bordo 
    • Almuerzo a bordo 
    • Visita del monasterio de Kirilo-Belozersk 
    • Visita del Museo de Iconos 
    • Cena y noche a bordo
  • DÍA 7 / KIZHI

    • Desayuno a bordo 
    • Almuerzo a bordo  
    • Visita del Museo de arquitectura de madera al aire libre 
    • Cena y noche a bordo 
  • DÍA 8 / MANDROGUI

    • Desayuno a bordo 
    • Tiempo libre en aldea de Mandrogui 
    • Típica barbacoa rusa a base de “Shashlik” 
    • Cena de despedida del capitán a bordo 
    • Noche a bordo 
  • DÍA 9 / SAN PETERSBURGO

    • Desayuno a bordo 
    • Visita panorámica completa de San Petersburgo 
    • Visita de la Fortaleza de Pedro y Pablo con su catedral, panteón de los zares Románov 
    • Almuerzo en la ciudad 
    • Visita del Museo del Hermitage  

    En opción (por la tarde):  

    Espectáculo folclórico 

    Visita nocturna de San Petersburgo  

    • Cena y noche a bordo 
  • DÍA 10 / SAN PETERSBURGO

    • Desayuno a bordo 
    • Visita del Parque de Peterhof  
    • Almuerzo a bordo  

    En opción (por la tarde): 

    Crucero por los Canales 

    • Cena y noche a bordo
  • DÍA 11 / SAN PETERSBURGO

    • Desayuno a bordo 
    • Mañana libre 

    En opción 

    Excursión a Pushkin y visita del Palacio de Catalina, con su célebre “Cámara de Ámbar” y sus jardines 

    • Almuerzo a bordo  

    En opción (por la tarde):  

    Ballet ruso 

    • Cena y noche a bordo 
  • DÍA 12 / SAN PETERSBURGO (SALIDA)

    • Desayuno a bordo 
    • Traslados al aeropuerto 

PROGRAMA

DÍA 1 / MOSCÚ (LLEGADA) 

Llegada Moscú. 

Traslado a bordo. 

Ceremonia de Bienvenida «del Pan y la Sal». 

Alojamiento. 

Cena y noche a bordo (en caso de llegada tardía se sirve la cena tipo picnic). 

DÍA 2 / MOSCÚ 

Desayuno a bordo. 

Visita panorámica completa de MoscúVibrante, moderna, tendencia hasta el extremo, la capital rusa es un destino cultural de primer nivel. Esta metrópolis trepidante acoge el célebre Bolshói y el grandioso Kremlin. Teatros, salas de conciertos, boutiques de diseño, restaurantes y clubs de moda se alinean a orillas del Moscova. 

Moscú es la mayor ciudad de Rusia y de Europa, con más de 12 millones de habitantes. Es la capital de Rusia desde el siglo XV, excepto durante el periodo entre 1712 y 1918, cuando la capital fue trasladada a San Petersburgo. La ciudad fue fundada en el siglo XII, y el Kremlin, su principal fortaleza, fue erigido en 1156. Moscú rápidamente ganó importancia y el Ducado de Moscú se convirtió en la principal entidad política entre los principados de Rusia central. Iván III, Gran Príncipe de Moscú, unificó todos estos territorios bajo su cetro, liberó el centro de Rusia del yugo de los 

invasores mongoles y tártaros y fue proclamado Gran Príncipe del Rus, con Moscú como capital. La ciudad ha sido destruida varias veces a lo largo de su historia; y los invasores mongoles, tártaros de Crimea, polacos y suecos se han sucedido a sus puertas. El mismo Napoleón pasó aquí 6 semanas antes de iniciar su catastrófica retirada y, durante la II Guerra Mundial, los ejércitos alemanes fueron detenidos a solamente 20 km de Moscú. Todos estos sucesos han influido y modelado el paisaje urbano y la arquitectura de la ciudad, extremadamente eclécticos: se pueden ver fortalezas medievales junto a rascacielos estalinistas, y bellas iglesias barrocas y neoclásicas junto a elegantes edificios Art-Nouveau. Todo ello hace de Moscú un centro cultural de primer orden: la ciudad posee monumentos declarados “Patrimonio de la Humanidad” por la UNESCO, varios museos de extraordinaria importancia y teatros entre los mejores del mundo. Es una ciudad dinámica, en pleno desarrollo que desde hace pocos años ha vuelto a abrirse al visitante. 

Visita totalmente guiada en español, toma de contacto ideal con la ciudad, su centro histórico y sus principales monumentos. A través de amplias avenidas como la célebre Tverskaya, llegaremos a la “Colina de los Gorriones”, coronada por el célebre rascacielos de inspiración estalinista en el que se encuentra la Universidad Lomonósov. Desde aquí podremos admirar una espléndida vista de la ciudad. Contemplaremos los exteriores del célebre Monasterio de Novodévichi y su lago, que inspiraron a Tchaikovsky en el “Lago de los Cisnes” y pararemos en el Parque de la Victoria, construido tras la II Guerra Mundial. Recorreremos las avenidas que bordean el río Moscova, con vistas de la “Casa Blanca”, sede del Gobierno Ruso. Continuaremos dando un paseo en la calle Arbat, lugar de encuentro preferido de los moscovitas, animada vía peatonal en el corazón del casco antiguo. Es también llamada el “Montmartre ruso”, ya que está situada en un barrio bohemio donde anteriormente vivían numerosos artistas. Aun hoy día la frecuentan numerosos pintores y artistas callejeros. Pasaremos frente a la catedral de San Salvador, el edificio de la “Duma” o parlamento ruso, el célebre teatro Bolshói y el imponente edificio de la “Lubianka”, sede del antiguo KGB. No adentraremos en las callejuelas del antiguo barrio “Kitai-Gorod” y sus pequeñas iglesias. Finalmente, llegaremos a la Plaza Roja, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, llamada así por el color de los ladrillos de los edificios que la rodean: el Museo de Historia, las murallas del Kremlin y la catedral de San Basilio, con sus famosísimas cúpulas multicolores en forma del bulbo. En plaza Roja se sitúa el Mausoleo de Lenin y sobre sus adoquines desfila el Ejército Ruso en las numerosas conmemoraciones que tienen lugar a lo largo del año 

Almuerzo en la ciudad. 

Visita del Kremlin con su Catedral. La palabra “Kreml” significa fortaleza en ruso. En la antigua Rusia, en cada ciudad de importancia se erigía un recinto amurallado dentro del cual se situaban el centro de poder militar, civil y religioso, como las principales iglesias y catedrales. El de Moscú, cuna de la ciudad, es el más importante del país, y ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Construido en el siglo XII, su forma actual se concluyó en el siglo XV, y es un magnífico reflejo de las diferentes etapas del arte ruso, concentración monumental única de arquitectura, pintura y artes decorativas y aplicadas. Los mejores artesanos y artistas trabajaron en sus iglesias, catedrales y palacios, legándonos obras de incalculable valor. En el inolvidable marco de sus calles y plazas se concentraba el símbolo del poder y la gloria de Rusia. Aun en la actualidad alberga algunos de los principales órganos del gobierno político y religioso: el Palacio Presidencial, diferentes edificios administrativos y militares, como el Senado y el Arsenal, así como numerosas iglesias y catedrales. Sus murallas, dominando el río Moscova y la Plaza Roja, están compuestas de ladrillos de más de 8kg de peso, miden entre 5 y 19 metros de altura y tienen una longitud total de 2.235 metros. Visitaremos el interior del recinto para admirar la “Campana Zarina”, la mayor del mundo, fundida en 1733, y el “Cañón Zar”, uno de los mayores jamás construidos, fundido en 1586 por Andréi Chójov. Su finalidad era la de defender la entrada por la Puerta de San Salvador, pero hasta ahora nunca se ha utilizado. Finalizaremos visitando la célebre “Plaza de las Catedrales”, enmarcada por las de San Miguel, la Dormición y la Anunciación. 

En opción: Visita de la Armería del Kremlin 

En opciónVisita del circo de Moscú. 

Cena y noche a bordo. 

En opción (por la noche): Visita del Metro de Moscú y visita nocturna de Moscú. 

En opción (por la tarde): Visita de la Galería Tretiakov; Visita del Monasterio de Novodévichi y su célebre “Lago de los Cisnes”. 

DÍA 3 / MOSCÚ  

Desayuno a bordo. 

Mañana libre. 

En opción (por la mañana): Visita de la Galería Tretiakov. 

En opción (por la mañana): Excursión a Serguiev Posad, el “Vaticano Ruso”, y visita del Monasterio. 

Almuerzo a bordo. 

Cóctel del capitán incluyendo ambiente musical y una copa de champagne. 

Cena y noche a bordo. 

DÍA 4 / ÚGLICH 

Desayuno a bordo. 

Almuerzo a bordo. 

Llegada a Úglich. Situada a orillas del Volga, a 92 km al norte de Moscú, la leyenda cita la fundación de Úglich en 937 por Yan Pleskovich, aunque la primera referencia escrita de la ciudad data de 1148. En 1238 fue devastada por vez primera por los tártaros de la Horda de Oro, tras lo cual fue sucesivamente destruida y reconstruida en varias ocasiones. La villa es celebre por haber sido escenario de la muerte en 1591 del zarévich Dimitri, único descendiente del zar Iván el Terrible y por lo tanto ultimo heredero de la dinastía Rúrica. Boris Godunov, el valido del zar, fue inmediatamente acusado de asesinato, lo cual marcó el inicio de un periodo sangriento en la historia de Rusia, el llamado “Periodo Tumultuoso”, escenario de guerras civiles y terribles luchas dinásticas. Úglich es una de las ciudades del “Anillo de Oro” y presenta maravillosos ejemplos de arquitectura tradicional rusa. 

Visita del Kremlin de Úglich. El kremlin (fortaleza, en ruso), situado junto al Volga, es el lugar donde se concentran la mayoría de monumentos de la ciudad. Sus murallas fueron destruidas hace más de un siglo, pero aún se puede apreciar el foso que las rodeaba. En el interior del Kremlin podremos ver las Cámaras del Príncipe, que son su edificación más antigua, así como la catedral de la Transfiguración, que posee interiores profusamente decorados y un bellísimo campanario, el edificio de la Duma, y su construcción más famosa, la iglesia de San Dimitri sobre la Sangre Derramada. 

Visita de la iglesia de San Dimitri sobre la Sangre Derramada, construida en el mismo lugar en el que, según la leyenda, cayo mortalmente herido el zarévich Dimitri. Los muros pintados de rojo evocan la sangre vertida. En el interior de la iglesia podremos admirar el más antiguo icono del iconostasio, el de la Virgen de Smolensko, del siglo XVII, ofrendado por los Romanov. 

Visita de la catedral de la Transfiguración. 

Cena y noche a bordo. 

DÍA 5 / YAROSLAVL 

Desayuno a bordo. 

Almuerzo a bordo. 

Llegada a Yaroslavl. Situada en la confluencia de los ríos Volga y Kotorosl, la ciudad fue fundada en 1010 por el príncipe Yaroslav el Sabio sobre asentamientos vikingos preexistentes. Se desarrolló rápidamente como un importante centro comercial gracias a su puerto en el Volga. En 1218 se convirtió en principado y en 1463 se unió a Moscú. En el siglo XVII era la segunda ciudad en importancia de Rusia y llegó a ser temporalmente la capital del país durante la ocupación de Moscú por los ejércitos polacos. En esa época, Yaroslavl vivió una segunda edad de oro económica gracias a su posición en la ruta comercial entre Moscú y el puerto marítimo de Arcángel. En el siglo XVIII, Catalina la Grande decretó un nuevo plano urbanístico para la ciudad e impulsó su industrialización, que se continuó durante los siglos XIX y XX. Ese rico pasado histórico se ha plasmado en un legado cultural de primer orden: Yaroslavl es un tesoro arquitectónico, cuenta con iglesias y monasterios entre los más bellos de Rusia y ha producido incluso un estilo arquitectónico propio, muy difundido en otras ciudades del Anillo de Oro y en el resto de Rusia, el llamado “estilo de Yaroslav”, con iglesias de ladrillo recubiertas de ricas cerámicas y profusamente decoradas en su interior con bellísimos frescos. Yaroslavl es una de las ciudades del “Anillo de Oro” y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. 

Tour panorámico de Yaroslavl. En el centro, podremos apreciar el plano urbanístico trazado en los siglos XVIII y XIX: aquí están situadas las galerías comerciales “Gostinny Dvor” (1818), el edificio de las Oficinas de Gobierno (1785), la casa Vakromeyev, la Universidad Estatal, antiguamente Casa de Caridad (1786) y el Cuartel de Bomberos, en un edificio Jugendstil de 1911. Aquí se encuentra igualmente el Teatro Volkov, el más antiguo de Rusia, fundado en 1750 y cuyo edificio actual data de 1911, así como numerosas residencias y edificios administrativos en estilo neoclásico, y el paseo junto al Volga. El barrio donde confluyen los ríos Volga y Kotorosl es llamado Strelka. Aquí se situaba el Kremlin hasta su destrucción por un incendio en 1658. En el mismo lugar se construyó la catedral de la Dormición, hasta su demolición por los soviets en 1937. Fue reconstruida y reinaugurada con motivo del milenario de la ciudad en 2010. Muy cerca se encuentra la iglesia de la Epifanía con sus 5 cúpulas, un claro ejemplo de iglesia rusa de inspiración medieval. La iglesia de San Juan Bautista es casi un modelo de la típica “iglesia de estilo de Yaroslavl”, con sus exteriores decorados con losas de cerámica brillante. Admiraremos a continuación las dos principales joyas arquitectónicas de Yaroslavl, la iglesia del Profeta Elías y el Monasterio de la Transfiguración del Salvador. 

Visita del Mercado local. 

Visita exterior de la iglesia del Profeta Elías. 

Visita de la Iglesia de San Nicolás “el Hacedor de Milagros”. Este pequeño templo es una de las iglesias de piedra más antiguas de la ciudad, fundada por un rico comerciante y dedicada a San Nicolás, patrón de los barqueros, mercaderes y viajeros. Fue inaugurada en 1622 y posee el típico estilo llamado “de iglesia de Yaroslavl”, que se extendió luego por todo el centro de Rusia. Los ricos frescos que decoran su interior fueron pintados en 1640 por maestros de Kostromá, y describen la vida y milagros de San Nicolás. El bellísimo iconostasio barroco data de 1751. 

Visita interactiva de la antigua casa del Gobernador. 

Cena y noche a bordo. 

DÍA 6 / GORITSY 

Desayuno a bordo. 

Almuerzo a bordo. 

Llegada a Goritsy. Típico y apacible pueblecito a orillas de uno de los afluentes del Volga, con un pequeño puerto fluvial, Goritsy permite acceder a Kirilov, donde se encuentra el monasterio de Kirilo-Belozersk. Es uno de los más antiguos monasterios de Rusia, cuya imponente fortaleza se yergue a orillas de un lago. En sus alrededores podremos admirar unos magníficos y bucólicos paisajes de colinas, lagos y campos. 

El monasterio fue fundado a finales del siglo XV, y pronto se transformó en un importante centro religioso, económico y cultural del Norte de Rusia. El monasterio se enriqueció gracias a los donativos de los zares y príncipes rusos, así como al comercio y a la artesanía. Se divide en tres partes principales: la más antigua es la del monasterio de la Dormición, donde se sitúan la catedral del mismo nombre y la mayor parte de las iglesias. La segunda es la denominada de San Juan Bautista. La tercera corresponde a la llamada “Villa Nueva”, que data de un periodo de fortificaciones en el que se erigieron las imponentes murallas, torres y almenas, a lo largo de la segunda mitad del siglo XVII. Las reformas de Pedro el Grande y Catalina II pusieron fin al auge económico del monasterio. En 1924 fue cerrado por los soviets y transformado en museo. 

Visita del Museo de Iconos. Se encuentra situado en el interior del monasterio y ocupa algunas de sus antiguas dependencias. El museo posee una de las mejores colecciones de iconos del mundo, y exhibe asimismo arte gráfico, obras en piedra, documentos, manuscritos y libros antiguos. 

Cena y noche a bordo. 

DÍA 7 / KIZHI 

Desayuno a bordo. 

Almuerzo a bordo. 

Llegada a Kizhi. La pequeña isla de Kizhi, con sus 7 km de largo y 500 m de ancho, es una de las numerosas islas que perlan el norte del Lago Onega, en la bellísima región de Carelia, cuyo legado cultural se divide entre Rusia y Finlandia. Es un auténtico tesoro arquitectónico, una maravilla por descubrir y uno de los destinos de más interés en Rusia.  

Visita del Museo de arquitectura de madera al aire libreDestacan el recinto parroquial –pogost-, constituido por 2 iglesias del siglo XVIII y un campanario octogonal. La joya de este conjunto único es la iglesia de la Transfiguración, coronada por 22 cúpulas de madera plateada, así como la vecina iglesia de la Intercesión de la Virgen, construida en 1764. Ambas han sido edificadas íntegramente en madera, sin utilizar ni un solo clavo ni tornillo. Se pueden admirar además otras obras de carácter religioso, un típico molino de viento (el más antiguo de Rusia) así como numerosas viviendas y granjas de madera, e incluso una típica Banya rusa, similar a una sauna. El carácter excepcional de este conjunto arquitectónico le ha valido ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. 

Cena y noche a bordo. 

DÍA 8 / MANDROGUI 

Desayuno a bordo. 

Llegada a Mandrogui. Situado a unos 260 km al noreste de San Petersburgo, a orillas del río Svir que une los dos mayores lagos de Europa, el Onega y el Ladoga, la aldea de Mandrogui fue parcialmente destruida durante la II Guerra Mundial. En 1996 se reconstruyó, conservando el estilo y las construcciones tradicionales de los típicos pueblos de la región de Carelia. Su población permanente es de unos 50 habitantes, que viven principalmente del turismo, con actividades como la producción de artesanía. Con sus casitas de madera y sus talleres de artesanos, Mandrogui evoca el ambiente de la Antigua Rusia, en un espléndido marco natural, en pleno bosque boreal. 

Tiempo libre en aldea de Mandrogui. 

Típica barbacoa rusa a base de “Shashlik”. Podremos degustar los “Shashlik”, especialidad culinaria con origen en las montañas del Cáucaso y en las estepas de Asia Central y posteriormente extendida a toda Rusia. Consiste en unas brochetas de carne de ternera, cerdo, pollo o cordero a la parrilla. La carne es marinada durante una noche en una salsa a base de vino, vinagre o jugos de frutas, junto con vegetales, hierbas y especias diversas. Las brochetas se asan sobre una parrilla llamada “mangal”, con madera o carbón. 

Cena de despedida del capitán a bordo. 

DÍA 9 / SAN PETERSBURGO 

Desayuno a bordo. 

Visita panorámica completa de San Petersburgo. Ventana de Rusia a Europa, Venecia del Norte, Ciudad-Museo… cualquiera que sea el título que se le dé, San Petersburgo es una ciudad que hay que conocer. Construida sobre el agua y el barro en 1703 por el Zar Pedro el Grande, esta magnífica ciudad báltica cautiva al visitante. Suntuosos palacios, elegantes puentes y majestuosos malecones de granito se reflejan en sus ríos y canales que se entrecruzan con las callejuelas. Su belleza y riqueza dejan mudo al viajero. 

Pedro el Grande quería que Rusia recuperase su retraso con respecto al resto de Europa, y pensaba que su país estaba subdesarrollado y que su nobleza e instituciones pertenecían al pasado. Decidió mover la capital de Moscú y construir otra desde cero, más próxima a la Europa del Norte que tanto admiraba. El lugar elegido para ello parecía la elección de un loco: un terreno pantanoso en el Gran Norte, infestado de malaria en verano y con un durísimo invierno. Miles de trabajadores forzosos perecieron en la construcción de la nueva capital. Pero a pesar de todos los inconvenientes, esta creció rápidamente y pronto se convirtió en un auténtico imán de arquitectos y artistas llegados de todos los rincones de Europa, que edificaron avenidas y parques, iglesias y palacios, canales y puentes, es cuelas, una Universidad y Academia de Bellas Artes, y embellecieron la ciudad hasta límites inimaginables. El lujo y la sofisticación técnica empleados en la construcción, la opulencia de la corte zarista, pueden admirarse en los numerosos palacios, teatros, lujosas e imponentes fachadas que ornan las amplias avenidas, aquí llamadas “Perspectivas” (Prospekt). Los innumerables canales, islas y puentes que fue necesario construir para drenar el terreno y encauzar el caudaloso Neva le dan a la ciudad un carácter único. San Petersburgo ha sido declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO. 

San Petersburgo ha sido la capital de Rusia durante más de dos siglos, de 1712 a 1918. Tras la revolución rusa, Moscú volvió a ser la capital y San Petersburgo inicio un periodo de decadencia. Los comunistas cambiaron incluso su nombre por dos veces, a Petrogrado y Leningrado. Al terminar el régimen soviético, San Petersburgo recupero su nombre histórico y, tras un intenso periodo de reconstrucción y restauración, la ciudad ha recobrado el esplendor y la gloria de antaño..  

Hoy San Petersburgo es una ciudad vibrante y dinámica y con sus 5 millones de habitantes es la 4a ciudad de Europa. Es también la ciudad más visitada de Rusia. Además de su maravilloso patrimonio cultural, ofrece al visitante una impresionante oferta de actividades durante todo el año. 

Visita totalmente guiada en español, toma de contacto ideal con la ciudad, su centro histórico y sus principales monumentos. Podremos apreciar la Perspectiva Nevsky, con sus prestigiosos edificios: Palacios Anichkov, Stroganov y Beloselski-Belozerski; iglesias luterana, católica y armenia; la Catedral ortodoxa de Nuestra Señora de Kazán, los edificios Eliseev, Mertens y Singer… Atravesaremos la Fontanka, río que cruza el centro urbano de San Petersburgo, así como el río Moika y el canal Griboyedov. Sobre este último se encuentra la célebre iglesia de San Salvador sobre la Sangre Derramada, de inconfundible estilo ruso con sus cúpulas multicolores y doradas, en forma de bulbo. El antiguo Palacio de Invierno, imponente residencia de los Zares, transformado en el Museo del Hermitage, domina desde su fachada Norte el curso del majestuoso Neva. Al otro lado del río se alza la inconfundible silueta de la Fortaleza de Pedro y Pablo. No lejos se encuentran el acorazado “Aurora”, que inicio la Revolución Rusa, y la Cabaña de Pedro el Grande: desde esta modesta vivienda de madera, el Zar seguía personalmente la evolución de la construcción de “su” ciudad, entre 1703 y 1708. En la isla Vasílievski se encuentran la Strelka, el palacio Menchikov y el histórico edificio de la Universidad. Pasaremos ante el Almirantazgo y su imponente flecha dorada, símbolo de la fuerza naval rusa, en la que Pedro el Grande quiso cimentar su Imperio. Veremos su estatua ante el edificio del Senado y la Catedral de San Isaac, con sus gigantescas columnas de granito rojo de Finlandia. La plaza Teatrálnaya alberga los edificios del Conservatorio y el célebre Teatro Mariinsky. Terminaremos ante la bella catedral de San Nicolás de los Marinos, rodeada de canales.  

Visita de la Fortaleza de Pedro y Pablo con su catedral, panteón de los zares RománovSituada en una pequeña isla frente al Palacio del Invierno, dominando los tres brazos del Neva, la Fortaleza estaba destinada a proteger la ciudad de las incursiones por vía marítima. Los Zares la utilizaron después como prisión política, encarcelando allí a sus principales opositores, principalmente intelectuales. Convertida hoy en museo, su recinto amurallado ofrece incomparables vistas de la orilla sur del Neva. Desde sus murallas, diariamente, un cañonazo marca las doce del mediodía. La pequeña iglesia de madera que se encontraba originalmente en su interior se fue agrandando hasta transformarse en Catedral. Podremos admirar en ella la tumba del fundador de la ciudad, el Zar Pedro el Grande, así como las de los zares de la dinastía Romanov y sus familias, incluyendo Nicolás II y su esposa e hijos, asesinados durante la revolución en 1918. Sus cuerpos fueron trasladados a la Catedral en 1998. 

Almuerzo en la ciudad. 

Visita del Museo del Hermitage. El magnífico Museo del Hermitage es la mayor atracción de San Petersburgo. Está situado en el Palacio de Invierno, antigua residencia de los Zares, y tres otros edificios contiguos junto al Neva. El Hermitage es el mayor museo de Rusia, así como uno de los más importantes del mundo. Fue fundado en 1764 por Catalina la Grande y se fue enriqueciendo a lo largo de los siglos mediante la compra por parte de los zares de colecciones completas en el extranjero. Hoy cuenta con más de tres millones de obras de arte y posee colecciones de una riqueza inestimable: colecciones de escultura y pintura, cristal y porcelana, tapicerías y joyas, grabados, antigüedades de la época clásica, armas, medallas, monedas, valiosos libros… Debe su renombre internacional en especial a sus colecciones de pintura de las escuelas italiana, flamenca, francesa y española. En particular obras maestras de Leonardo da Vinci, Rafael y Rembrandt; de impresionistas como Gauguin, Matisse, Van Gogh; genios de la pintura moderna como Picasso… Sus suntuosos interiores ricamente decorados sor el marco ideal para esta colección única. 

En opción (por la tarde): Espectáculo folclórico. 

En opción (por la tarde): Visita nocturna de San Petersburgo. 

Cena y noche a bordo. 

DÍA 10 / SAN PETERSBURGO 

Desayuno a bordo 

Visita del Parque de Peterhof. Peterhof, también llamado Petrodvorets o “Versalles Ruso” era la principal residencia de verano de los zares. Situado en la costa sur del Golfo de Finlandia, junto al mar y a unos 30 km de la ciudad de San Petersburgo, es sin duda uno de los principales puntos de interés de la antigua capital imperial. Más allá de la magnífica arquitectura del Gran Palacio, el interés de la visita está sobre todo en su Parque, donde trabajaron los mejores arquitectos de la época, desafiando las inclemencias climáticas del Gran Norte para crear una sinfonía de colores, verdor y excepcionales vistas. Los Jardines Superiores, diseñados por Leblond y situados junto al Gran Palacio, exhiben magníficos parterres y cuidadísimos setos. En el Parque Inferior, concebido entre otros por Meders y Quarenghi podremos admirar varios palacios menores, monumentos y pabellones diseminados en los bellísimos jardines. Estos presentan un atractivo especial con sus 150 fuentes y tres cascadas, además de los vistosos “juegos de agua”, todo ello ornado de estatuas doradas de incomparable belleza.  

Almuerzo a bordo. 

En opción (por la tarde): Crucero por los Canales. 

Cena y noche a bordo. 

DÍA 11 / SAN PETERSBURGO 

Desayuno a bordo. 

Mañana libre. 

En opción: Excursión a Pushkin y visita del Palacio de Catalina, con su célebre “Cámara de Ámbar” y sus jardines. 

Almuerzo a bordo. 

En opción (por la tarde): Ballet ruso. 

Cena y noche a bordo. 

DÍA 12 / SAN PETERSBURGO (SALIDA) 

Desayuno a bordo. 

Traslado al aeropuerto. 

BARCO

BARCO TIPO 301 / 302 («ANCLAS»)

Es un barco de categoría 3 anclas con una capacidad de 250 a 280 pasajeros y ambiente muy agradable. En sus bares, sala de conferencias y salón de música uno encontrará un gran surtido de actividades y entretenimientos. Dispone de un restaurante panorámico que combina la cocina continental con platos típicos rusos. En sus bares y salones se ofrece gran variedad de actividades y entretenimientos. La gran cubierta exterior y la cubierta de paseo permiten sentir y admirar los inmensos espacios de Rusia  

Características técnicas: 

  • 26 km/h 
  • Longitud: 125-129 m 
  • Ancho: 16,7 m 
  • 126-142 cabinas 
  • cubiertas 
  • Voltaje: 220 V  
  • Construido en Alemania 

Camarotes estándar: todos los camarotes exteriores están equipados con las literas bajas, lavabo/ducha y retretes privados, aire acondicionado y radio. 

Servicios: 2 restaurantes, 3 bares, sala de conferencias, salón de música, tienda de suvenires, servicio médico, lavandería, sauna, gimnasio, unas cubiertas de paseo entre cuales hay una de sol. 

Información: 

  • Las exigencias para la navegación vinculadas con la meteorología, el paso de las esclusas y etc. pueden causar el cambio del itinerario y aún por las cuestiones de seguridad unas de las escalas pueden ser suprimidas. No obstante, esos casos son extraordinarios y muy raros. 
  • En conformidad con el horario de los lugares de interés y museos el orden de las visitas puede ser modificado. 
  • Las autoridades rusas pueden cerrar algunos lugares de interés o museos sin advertencia previa. 
  • Los atascos frecuentes en Moscú y San Petersburgo pueden perturbar la marcha ordinaria de algunas visitas.